Intoxicaciones por medicamentos





Los medicamentos que con mayor frecuencia conducen a un cuadro tóxico son los somníferos y tranquilizantes, seguidos de otros psicofármacos (neurolépticos, antidepresivos tricíclicos).

El diagnóstico diferencial entre una intoxicación medicamentosa y la de otro tipo o una enfermedad aguda no siempre es posible ya que la sintomatología no es específica y depende además de la dosis ingerida.

Son muy frecuentes las intoxicaciones asociadas con otros productos, como, por ejemplo, el alcohol.

La actuación del médico de urgencia es el mantenimiento de las funciones vitales del enfermo y la recogida de todos los datos (antecedentes relatados por los allegados, envases medicamentosos, material expulsado) sobre el tipo de intoxicación.

La gravedad de la situación es difícil de determinar con los datos recogidos ya que el cuadro clínico puede variar en corto tiempo.

Debe insistirse en la amplia indicación de una intubación.

Importante:
El enfermo inconsciente por una intoxicación, con ausencia de reflejos protectores, debe ser puesto a salvo, antes del traslado a un centro hospitalario, del riesgo de una aspiración bronquial a la vez que debe garantizársele una adecuada oxigenación.

Para ello, es preciso realizar una intubación y la correspondiente respiración
asistida.

Por lo general, la intubación puede practicarse sin sedación ni preanestesia.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario