Hipometabolismo.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Hipometabolismo.  He aquí sus principales formas clínicas:

     A) Hipotiroidismo. Constantemente se acompañan los estados de insuficiencia tiroidea de hipometabolismo, que varía, según los casos, de – 15 a – 30 o – 40 por 100, o menos aún. Las causas de error son menores que en el hipertiroidismo:

     1. Puede haber hipotiroidismo intenso con hipometabolismo muy discreto o nulo si hay, a la vez, una causa de tendencia hipermetabólica como las antes citadas; por ejemplo: focos infecciosos (muy frecuentes en el hipotiroidismo), anemia (igualmente frecuente), hipertensión (no rara), neoplasias, etc. Por tanto, la ausencia de hipometabolismo no excluye el diagnóstico de hipotiroidismo, aunque sí lo hace dudoso.

     2. Puede haber, y hay con gran frecuencia, hipometabolismos no hipotiroideos, que estudiaré inmediatamente, sobre todo los hipometabolismos constitucionales no mixedematosos. Por tanto, el hipometabolismo no supone siempre hipotiroidismo.

     3. Con estas limitaciones, fáciles casi siempre de interpretar, el hipometabolismo es un dato excelente para el diagnóstico y el tratamiento del hipotiroidismo.

     B) Otros estados endocrinos con hipometabolismo:

     1. El síndrome adiposogenital hipofisario (Fröhlich) se acompaña casi constantemente de hipometabolismo, por lo común entre – 10 y – 20 por 100.

     2. El síndrome de insuficiencia hipofisaria (Simmonds) se acompaña constantemente de hipometabolismo, muy bajo: generalmente inferior a – 20, pudiendo llegar hasta – 40 por 100, o menos aún.

     3. La insuficiencia suprarrenal (Addison) se acompaña, algunas veces, no siempre, de hipometabolismo, por lo común, discreto, sin duda por su atenuación por los estados infecciosos, sobre todo la tuberculosis, causa habitual de la enfermedad.

     4. En la insuficiencia genital hay hipometabolismo discreto; muchas veces, atenuado o compensado por síndromes hipermetabolizantes que subsiguen al hipogenitalismo, principalmente la hiperfunción hipofisaria y el hipertiroidismo. Sobre todo, este último se une muchas veces al hipogenitalismo, singularmente en la mujer climatérica, en la que las frecuentes reacciones hipertiroideas borran el hipometabolismo ovárico. A su vez, los síndromes hipertiroideos climatéricos suelen acompañarse de hipermetabolismos discretos, gracias a la acción hipometabolizante de la insuficiencia ovárica.

     C) Estados no endocrinos con hipometabolismo:

     1. La inanición rebaja el metabolismo; en los casos extremos, hasta límites profundos. De aquí el hipometabolismo de muchas mujeres actuales, hipoalimentadas por razones estéticas; el hipometabolismo, frecuentísimo en las poblaciones hipoalimentadas, con motivo de la última guerra europea; y, sobre todo, el hipometabolismo de la anorexia mental, tan marcado como el del panhipopituitarismo, que contribuye, junto con la supuesta «caquexia» a éste, a la confusión de los dos síndromes (Þ y Þ).

     2. Obesidad. En un grupo de obesos, el metabolismo basal es de tendencia baja, generalmente no acentuada, entre – 5 y – 15; salvo cuando existen síntomas hipotiroideos, y, entonces, el descenso es mayor; corresponden estas obesidades con hipometabolismo a la obesidad linfática, pálida, frente al grupo de los obesos hipermetabólicos, que corresponden a la obesidad roja, pletórica (Þ).

     3. En síndrome nefrótico (Þ) es constante un hipometabolismo claro, por lo común inferior a –15. Es sabido que este dato, unido a la hipercolesterinemia —común a la nefrosis y al mixedema— y al buen efecto de la tiroidoterapia en la nefrosis, ha hecho suponer la existencia de un factor hipotiroideo en la nefrosis. En este hipometabolismo nefrósico influye el error de cálculo referente a la intensa edematización de estos enfermos, y, en efecto, el metabolismo aumenta cuando los edemas se funden; pero hay, no obstante, un auténtico hipometabolismo nefrósico, pues se observa también, aunque menos marcado, en las formas secas de la nefrosis; y, por otra parte, en otros estados edematosos y en el mismo anasarca no hay un hipometabolismo semejante. Su valor diagnóstico es, por ello, considerable.

     4. En bastantes casos de gota, no complicada, hay, muchas veces, tendencia hipometabólica.

    5. Se ha encontrado hipometabolismo en las lesiones del seno carotídeo (Þ).

     6. Hipometabolismo constitucional no mixedematoso (Marañón). Los libros no insisten sobre el gran número de personas normales o casi normales que presentan metabolismos bajos, entre –10 y –20, o menos aún, sin ninguna alteración endocrina y, desde luego, sin el menor síntoma mixedematoso. Se trata, principalmente, de mujeres, pero también hombres de constitución asténica, delgados, generalmente discretos comedores, pero no propiamente hipoalimentados, visceroptósicos, fatigables, hipotensos, a veces con neurosis sexual en el hombre o reglas escasas, abortos y esterilidad en la mujer; tendencia a la jaqueca, a la hipoclorhidria y a la anemia. Probablemente se trata de una constitución hipometabólica, condicionada por la debilidad congénita del sistema endocrino y neurovegetativo que regula el metabolismo, pero sin enfermedades glandulares y nerviosas propiamente dichas. La tiroidina, a pesar del hipometabolismo, ni modifica éste (salvo cuando se emplean dosis enormes), ni alivia las molestias; antes las empeora.



  • que es hipometabolismo
  • hipometabolica
  • hipometabolismo definicion
  • hipometabolico
  • hipometabolismo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario