Hipertricosis.





Hipertricosis.  La hipertricosis (término preferible a hirsutismo) es la abundancia excesiva del sistema piloso, sobre todo del vello corporal. Sería mejor reservar la palabra «hirsutismo» para el aumento del vello sexual —barba y bigote, axilar y pubiano— de carácter masculino. En el hombre indica hipervirilización, y coincide por ello, frecuentemente, con la calvicie intensa y prematura. En la mujer es un signo de virilización. Suele asociarse al acné (Þ). Conviene, por ello, distinguir la hipertricosis por lanugo o vello, sin relación gonadal, con el hirsutismo que afecta al vello pubiano o sexual. He aquí sus causas principales:

     A) Hipertricosis constitucional. Se debe a factores cromosomales; por lo tanto, suele ser familiar y hereditario. No se acompaña de ningún otro síntoma. Es la forma más frecuente de este trastorno, suplicio de tantas mujeres; gran número de las hipertricosis llamadas endocrinas, son constitucionales, pero su diferenciación es difícil. En los constitucionales no hay aumento de los 17-cetosteroides ni aumento de las suprarrenales a la radiografía. He visto casos con todos los caracteres constitucionales que, al cabo de algún tiempo, presentaban los signos típicos de la hiperplasia o del adenoma suprarrenal. Puede ser asimétrica (más intensa en medio cuerpo, generalmente el derecho); o bien predominar en la mitad inferior del cuerpo, en tronco y piernas: distribución fáunica del vello. En algunos casos, el vello disminuye durante el embarazo (lo cual sería un argumento a favor del tratamiento de este trastorno por la hormona luteínica). Las grandes hipertricosis constitucionales, sobre todo las asimétricas, suelen acompañarse de otras anomalías constitucionales. Una forma curiosa de hipertricosis o hirsutismo constitucional es el que se asocia a ciertas formas de enanismo (Þ).

     B) Hipertricosis endocrinas:

     1. Hipofisaria. Aparece en hombres o mujeres, ya con síntomas acromegálicos (Þ), ya con síntomas de basofilismo hipofisario (Þ). Su mecanismo es probablemente corticosuprarrenal. A veces en los prolactinomas. Pueden incluirse aquí las secreciones ectópicas de ACTH o HCG propias de los síndromes paraneoplásicos.

     2. Hiperfunción suprarrenal. Acompaña la hipertricosis, en los dos sexos, a los síntomas de hipercorticalismo propia del síndrome de Cushing del adulto (Þ) o de la pubertad precoz (Þ) especialmente en la hiperplasia adrenal congénita por deficiencias enzimáticas e hiperproducción de andrógenos. La virilización climatérica, muy frecuente (en sus formas mínimas, casi normal), se debe, probablemente, a la reacción hiperplásica de la corteza suprarrenal en esta edad.

     3. Hipertricosis ovárica. En la mujer, la hipertricosis y la virilización pueden coincidir con los síntomas clínicos de ciertos tumores ováricos (arrenoblastoma, luteinoma): (Þ).

     En el síndrome de Stein-Leventhal (ovario poliquístico con fibrosis de la albugínea) existe hirsutismo y, a menudo, virilización.

     C) Por trastornos tróficos y metabólicos:

     1. Hipertricosis febril. Se observa, a veces, después de fiebres prolongadas sobre todo en los niños.

     2. Hipertricosis pararreumáticas. En personas jóvenes afectas de artropatías infecciosas (estreptocócicas, tuberculosas, gonocócicas) es muy frecuente la aparición de una hipertricosis en los miembros de la articulación afectada, de difícil explicación.

     3. Hipertricosis por la presión. En enfermos que están largo tiempo en un decúbito, puede surgir una hipertricosis en los planos de compresión, sobre todo en jóvenes, en ambos sexos.

     4. Hipertricosis en la porfiria afectando especialmente a la cara (cola de la ceja superpobladas hasta las sienes, pómulos y entrecejo) (Þ).

     5. Se ha señalado la hipertricosis en la anorexia nerviosa o mental (Þ).

     D) Hipertricosis yatrógena: por la administración prolongada de preparados de testosterona, anabolizantes de tipo andrógeno, a veces incluso corticoides y ACTH; anticonceptivos con andrógenos, etc., pero incluso por medicaciones no hormonales (hidantoínas, estreptomicina, penicilamina, metopirona, diazóxido, acetazolamida, hexaclorobenceno, minixidil, danazol, etc.).



  • palidez hipertricosis
  • hipertricosis sintomas
  • hipertricosis ovarica

  • hipertricosis constitucional

  • sistemas de hipertricosis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario