Hipertermias nerviosas.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Hipertermias nerviosas.  Buen número de lesiones nerviosas producen hipertermias, ya altas y de breve duración, ya febrículas leves y prolongadas:

     A) Hemorragias meníngeas. Se acompañan casi siempre de hipertermia, interesante porque puede contribuir a la confusión con las meningitis infecciosas. Para su diagnóstico diferencial, (Þ).

     B) Hemorragias cerebrales. En el momento del ictus, se acompañan muchas veces de hipertermia que cuando es muy elevada hace presumir la inundación ventricular y es, por tanto, de mal pronóstico (Þ).

     C) Tumores cerebrales. Se acompañan muchas veces de febrícula; menos veces de fiebre alta. Para algunos autores, un proceso cerebral acompañado de fiebre o febrícula tenaz o inexplicada por motivos infecciosos, es, con gran verosimilitud, un tumor. Me ha parecido que esta hipertermia guarda relación con el grado de hipertensión craneal, salvo en los tumores de la región hipotalámica (Þ), que la producen frecuentemente, aun sin hipertensión; se citan casos de tumor ventricular cuyo único síntoma, durante largo tiempo, fue una febrícula prolongada, que se diagnóstico de bacilar u otro origen. Esta explicación hipotalámica, es probablemente válida para la mayoría de las llamadas fiebres nerviosas, incluso las histéricas y para las hipofisarias y epifisarias, de que luego hablaré.

     D) Fracturas del cráneo. Es frecuente la hipertermia, probablemente en relación con la hemorragia meníngea y ventricular.

     E) Fracturas de la columna vertebral. Sobre todo las de la región cervical pueden producir esta hipertermia, que en algunos casos alcanza cifras elevadísimas: hasta 42° o más, en las horas premortales.

     F) El estado de mal epiléptico puede acompañarse de fiebre elevada. En algunos casos se presenta también durante o después del acceso epiléptico corriente, con tal que sea intenso.

     G) La jaqueca puede acompañarse de hipertermia, a veces muy elevada.



  • fiebres nerviosas
  • febricula origen nervioso
  • febricula nerviosa
  • fiebre nerviosa

  • febricula prolongada

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario