Hipercolesterinemia





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Hipercolesterinemia (por encima de 2,5 g/l o 250 mg/100 ml):

     A) Episodios sexuales de la mujer:

     1. Embarazo: a partir del segundo mes hasta después del parto hay hipercolesterinemia. Se ha atribuido un papel a esta hipercolesterinemia gravídica en la supuesta predisposición del embarazo para la litiasis biliar.

     2. Menstruación. Hay hipercolesterinemia discreta, pero evidente, en la mujer normal, en los días premenstruales y menstruales. Menos marcada, en las insuficientes ováricas.

     3. Después de la castración: en los dos sexos, pero menos claramente en el hombre.

     B) Afecciones hepáticas:

     1. En gran número de casos de litiasis biliar, pero no en todos, hay hipercolesterinemia; suele ser, sobre todo, negativa si hay infección concomitante. La formación de cálculos se debe tanto a la inflamación de la vesícula o a otras condiciones locales como a la hipercolesterinemia.

     2. Hay hipercolesterinemia en las ictericias con retención, no infectadas; tampoco es constante (Þ). También en las cirrosis biliares, primarias o secundarias.

     3. Hay hipercolesterinemia, moderada, en buen número de individuos normales o seminormales, con debilidad hepática constitucional (colemia constitucional) (Þ). En nuestro país son frecuentes estos casos de hipercolesterinemia constitucional en las regiones del Sur y entre los gitanos, según mis datos (cifras alrededor de 2 g o más).

     C) Enfermedades metabólicas y endocrinas:

     1. Hay hipercolesterinemia, en los casos de diabetes pancreática; a veces altísima, con suero lactescente. Es, según mi experiencia, mucho menos frecuente en las diabetes hipofisarias, hipertiroideas, y, en general, extrapancreáticas. Se rebaja por la insulinoterapia.

     2. La hipercolesterinemia es un dato fundamental en el síndrome nefrótico; puede ser muy alta, generalmente por encima de 3 g, a veces con suero lactescente (Þ).

     3. Mixedema. Es muy constante: para algunos, más aún que el hipometabolismo basal. La hipercolesterinemia de los hipotiroideos se reduce rápidamente por la tiroxina (Þ).

     4. Es también muy frecuente en los síndromes de hiperbasofilismo hipofisario (Cushing) e hipercorticosuprarrenal, así como en la obesidad pletórica: ya he insistido sobre el parentesco patogénico de todos estos síndromes (Þ).

     5. En la hipercolesterinemia familiar y en otras formas de hiperlipemia idiopática especialmente en el tipo II de Fredrikson y en menor grado en el III y el IV.

     D) Enfermedades vasculares:

     1. En la arteriosclerosis y en muchos casos de hipertensión esencial hay hipercolesterinemia, a veces muy marcada. La he encontrado en el 65 por 100 de los casos del total de mis hipertensos. La cifra de la colesterinemia no guarda relación con el grado de la hipertensión. Obedece también a la tiroxinoterapia.

     2. Es muy intensa y constante la hipercolesterinemia en la tromboangeítis obliterante: (Þ).

     E) En la psoriasis es muy frecuente la hipercolesterinemia; pero he visto casos con cifras normales o con hipocolesterinemia.

     F) Durante las emociones y en los estados de afectividad exaltada hay hipercolesterinemia discreta, pero evidente; posiblemente de origen central, hipotalámico; se presenta, en efecto, en las afecciones de esta región.



  • hipercolesterinemia familiar
  • suero lactecense
  • suero lactescente
  • hipercolesterinemia

  • que es el suero lactescente

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario