Hernia del diafragma.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Hernia del diafragma.  Unas veces es congénita: la corta supervivencia de los niños que la padecen hace rara la ocasión de observarla. La mayoría de las veces es adquirida, por lo común, de origen traumático (heridas de arma blanca o de fuego) o debida a excesos de la presión intraabdominal, principalmente en casos de grandes vómitos o de partos muy repetidos; pero siempre hay que contar con la debilidad congénita del músculo. La hernia se hace o entre los fascículos del músculo o a través del hiatus esofágico normal. Además de los signos diafragmáticos (que pueden ser muy discretos; el hipo mismo puede faltar), hay una sintomatología adjunta, ya cardiaca (opresión, palpitaciones, dolores seudoanginosos, etc.), ya abdominal: dispepsia (Þ) o úlcera gástrica asociada. Tanto las molestias «cardiacas» como las abdominales suelen aparecer o exagerarse por la noche, en cama, y en general por la clinoposición. Es característico de la úlcera de la hernia su facilidad para sangrar, produciendo, incluso, anemias de tipo grave, que pueden tardar mucho en diagnosticarse si no hay síntomas digestivos. Una anemia de tipo grave, pernicioso, en persona joven debe hacer pensar en posible hernia diafragmática indiagnosticada. Alguna vez he oído ruidos hidroaéreos de tipo abdominal al auscultar el tórax, dentro de éste, los cuales, unido a una resonancia timpánica abdominal de los latidos cardiacos, me permitieron sospechar la hernia antes del examen radiográfico. Pueden recordar estos ruidos a los del neumopericardio (Þ). La radioscopia es muy típica; a veces, se ve muy netamente el movimiento en balanza de la papilla opaca; en la inspiración la parte del estómago que está debajo del hemidiafragma sano desciende empujada por éste, mientras que asciende la parte que está encima del diafragma. Las hernias del hiatus pueden ser por braquiesófago, por deslizamiento (con cardias alto pero el esófago no es corto) o paraesofágicas (cardias en su sitio).

     Mucho más raras que las hernias hiatales son las de la hendidura de Morgagni-Larroy, retrocostoxifoideas, en el mediastino anterior (ocupación radiológica del ángulo cardiofrénico) y la del orificio de Bochdalek en la falta de soldadura del diafragma posterior y el lateral.



  • ruidos debajo del diafragma
  • diafragma del esofago molestias -sintomas

  • definicion geometrica de hernia
  • hernia ruidos hidroaereos
  • ruidos diafragmaticos

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario