Hemorroides externas.





Hemorroides externas.  De diagnóstico fácil, por la comprobación de los nódulos turgentes, violáceos, del plexo hemorroidal, muchas veces sangrantes. El dolorimiento habitual se exacerba durante la defecación, con tenesmo, pudiendo convertirse en crisis dolorosas violentísimas por estrangulación del paquete hemorroidal procidente, en el anillo anal contraído, sobre todo cuando en éste se produce secundariamente una fisura. La presencia de hemorroides puede indicar:

     A) Un estado constitucional, y, muchas veces, hereditario, sobre todo en personas pletóricas, pícnicas.

     B) Estados de plétora adquirida: hipertensión, obesidad, gota.

     C) Una alteración de la circulación portal, sobre todo la cirrosis hepática incipiente (Þ).

     D) Todas las lesiones, inflamatorias o cancerosas, del recto o de la parte inferior del colon (Þ).

     E) El estreñimiento crónico (Þ).

     F) En la enfermedad de Crohn aparecen papilomas perianales que parecen hemorroides de color violáceo acompañadas o no de fístulas o fisuras.



  • cirrosis hepatica incipiente

  • hemorroides
  • paquete hemorroidal insipiente

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario