Halitosis en los estados de uremia y acidosis.





Halitosis en los estados de uremia y acidosis.  Es típico el aliento urinario de los urémicos crónicos; y el «foetor hepaticus» con olor a arcilla mojada o nauseabundo, como carne podrida, en el precoma y coma hepáticos y en toda insuficiencia hepatocelular grave, con o sin encefalopatía portal por «shunt» porto-cava espontáneo; así como el olor especial de la acidosis cetonúrica, sobre todo la de los diabéticos y la de los niños con vómitos cíclicos, que se ha comparado al olor de la acetona o de las manzanas; a veces, lo recuerda algo, pero, en general, es bastante más desagradable, aunque siempre típico; lo complican, en los diabéticos inveterados, la frecuente uremia concomitante, la infección de la boca, etc.



  • uremic halitosis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario