Gangrena pulmonar





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Gangrena pulmonar

     La gangrena pulmonar se produce cuando en un foco de supuración pulmonar se agregan los gérmenes de la putrefacción (preferentemente anaerobios: Bacteroides, Peptostreptococcus, Peptococcus, Clostridium, etc.) pero que se encuentran también en la mayoría de abscesos. Estos gérmenes provocan una destrucción y mortificación específica del tejido pulmonar, ya en forma circunscrita, ya en forma de focos difusos, diseminados. Puede haber focos de gangrena, sin comunicación bronquial, hallazgo de autopsia, por ejemplo, en diabéticos (un caso mío). Generalmente, se unen los síntomas de la cavidad pulmonar a los de la gangrena; pero otras veces existen sólo los de la gangrena, sin los de cavidad, que pueden aparecer tardíamente; o puede sobrevenir la muerte antes de que aparezcan. Los síntomas cavitarios han sido ya expuestos (Þ). En algunos casos están enmascarados por pleuresías con derrame, ya anteriores a la gangrena, ya consecutivos de ésta. Los síntomas de gangrena son: ante todo, el esputo, de olor hediondo, a cadáver corrupto, mucho más insoportable que el de las bronquitis pútridas; abundante, amarilloverdoso, a veces sanguinolento o francamente hemoptoico, quizás con pequeños fragmentos del parénquima gangrenado; al sedimentar se dispone claramente en tres capas (Þ). Suele haber extensa bronquitis perifocal. Fiebre, por lo común, moderada. Rápidos signos de decaimiento, tóxicos, que conducen a la muerte. La gangrena pulmonar sólo presenta un problema de diagnóstico diferencial, frente a las bronquitis pútridas (Þ), ya puras, ya asociadas a la bronquiectasia. Se diferencian en que la etiología es diferente (larga bronquitis anterior, en la bronquitis pútrida; pulmonía, generalmente, en la gangrena); el olor es nauseabundo, más bien de letrina, en la bronquitis pútrida: de putrefacción cadavérica en la gangrena; en el estado general, mucho mejor en la gangrena; en el curso, relativamente benigno en la bronquitis, rápidamente fatal en la gangrena; y, en fin, en la bronquitis, no se encuentran, en el esputo, las fibras elásticas y los trozos de pulmón gangrenado que pueden (no siempre) hallarse en la gangrena.

     Las causas de la gangrena son las mismas del absceso pulmonar (Þ); es decir: neumonías y bronconeumonías, embolias sépticas, infarto pulmonar, neumonía por deglución, propagación de infecciones vecinas, en el Kala-azar. Pero es evidente que para que una supuración pulmonar se transforme en gangrena es necesario un estado de previa debilidad del organismo (como para la gangrena de la boca y otras formas de gangrena séptica). Este estado favorecedor ha disminuido mucho en la actualidad: casi todos los casos de gangrena pulmonar vistos por mí corresponden a la primera mitad de mi práctica, a pesar de que durante ella he visto muchos menos enfermos que en la segunda. (Matthes, por ejemplo, cuenta que cuando empezó a ejercer, una tercera parte de sus neumónicos, en Colonia, terminaban por gangrena; hoy, esta complicación es excepcionalísima). En los diabéticos es también accidente rarísimo en la actualidad. Por otra parte, actualmente no se establece una distinción conceptual entre «absceso» y «gangrena» y se interpretan como un único proceso en el que puede predominar la supuración o la necrosis y unos u otros gérmenes, generalmente múltiples, no siempre en fases claras.



  • gangrena pulmonar

  • gangrena de una parte circunscrita de los tejidos del organismo
  • gangrena en pulmon
  • gangrena pulmonar sintomas
  • mortificación o gangrena de una parte circunscrita de los tejidos del organismo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario