Gangrena gaseosa.





Gangrena gaseosa.  Aparece especialmente en heridas anfractuosas por traumas, con fracturas abiertas y falta de higiene o manipulaciones contaminantes, incluso tras intervenciones quirúrgicas u obstétricas con endometritis. Es una infección por Clostridium perfrigens que produce burbujas de gas y la típica crepitación a la palpación, que no hay que confundir con la del enfisema subcutáneo. Existen formas preferentemente musculares —mionecrosis por miositis— en las que coexiste un compromiso vascular por compresión u obliteración, y otras celulíticas o flemón del tejido subcutáneo. Aparece fiebre, taquicardia exagerada, síndrome tóxico general y shock en la fase septicémica.

     En otros casos el germen causal es la Escherichia coli, estreptococos, anaerobios e incluso estafilococos plasma coagulasa positivos.



  • burbujas de gas anfractuosas
  • gangrena gaseosa
  • gangrena gaseosa pancreatitis
  • gangrena gaseosa descubridor

  • descubridor de la gangrena gaseosa

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario