Febrículas no infecciosas.





ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como la mayoría de medicamentos,tiene riesgos y beneficios. Cualquier cuestión adicional acerca de este u otros fármacos debe consultarlo con el médico que le atiende. – Para consultar la bibliografia clic aquí

Febrículas no infecciosas.  Estas verdaderas distermias no infecciosas, han sido ya explicadas (Þ). Aquí insistiré en mi convencimiento de su extraordinaria frecuencia. Mi experiencia de largos años me ha enseñado que febrícula de más de ocho o diez meses de duración, sin aparición de síntomas focales ni degradación importante del estado general, sobre todo en mujeres, con velocidad de sedimentación normal, sin leucocitosis, es, casi sin duda, una febrícula no infecciosa, ligada, por lo común, a desequilibrios hipotalámicos o endocrinos o metabólicos, que se deben buscar reiteradamente. O bien se trata de formas normales de la termogénesis. En general debemos pensar que las enfermedades, infecciosas o no, que producen hipertermia, puesto que evolucionan —toda enfermedad evoluciona— han de producir hipertermias que evolucionan también; y que, por tanto, una febrícula que dura largo tiempo y que es siempre igual a sí misma, tiene probabilidades de responder a condiciones constitucionales. En la distermia de las mujeres jóvenes es posible reconocer, junto a la labilidad vegetativa de fondo constitucional, un factor psicógeno, reactivo a circunstancias biográficas, pero también hincado en su personalidad.

     El hipertiroidismo y el síndrome de esfuerzo con circulación hipercinética pueden ser origen de febrícula. La artritis reumatoide y otras colagenosis son responsables a veces de una febrícula duradera que precede a las manifestaciones locales. Insistimos, una vez más, en los viejos, sobre la posibilidad de formas atípicas de

arteritis de la temporal o de polimialgia reumática.

     Caso aparte es el de las febrículas recientes que pueden ser pródromos de una enfermedad orgánica banal o importante: una febrícula con astenia marcada y anemia (palidez) que dura más de una semana, es a veces la forma de presentación de una leucemia aguda o de un linfoma, etc.



  • febrícula duradera
  • febricula sintomas
  • febriculas

  • febriculas no infecciosas
  • febriculas reiteradas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario