Examen de la digestión en las heces.





Examen de la digestión en las heces.  Normalmente, las heces están formadas por: sustancias digestibles, pero imperfectamente digeridas por exceso de alimentación; sustancias difícilmente digestibles, como tendones, cartílagos, granos de almidón, etc.; sustancias alimentarias no digestibles: celulosa, queratina, sales de cal y hierro, etc.; productos de descomposición de las sustancias alimentarias digeridas: indol, escatol, ácido butírico, etc.; sustancias procedentes de la bilis y jugos intestinales: ácido colálico, colesterina, estercobilina, urobilina; moco; enorme cantidad de microorganismos vivos o muertos; células epiteliales. La reacción normal es neutra o ligeramente alcalina; pero la alcalinidad se torna intensa si la alimentación es excesivamente cárnea; y ácida, si es extraordinariamente rica en hidrocarbonados. Para el análisis de las heces hay que someter al enfermo durante varios días a un régimen fijo, equilibrado:

     A) En general, la insuficiencia de la digestión gástrica se denuncia en las heces por la presencia de tejido conjuntivo en forma de «fieltros» y fibras arborescentes, visibles sobre fondo oscuro, de restos de carne indigerida y manojos de fibras musculares, de restos microscópicos de féculas, de cristales de oxalato de cal.

     B) La insuficiencia pancreática se denuncia por las heces esteatorreicas, ricas en grasa neutra y ácidos grasos, y por las fibras musculares intactas; estas últimas se estudian especialmente haciendo ingerir al enfermo pequeños trozos de carne envueltos en gasa, que se recogen en las heces, observándose en ellos el grado de su digestión (Schmidt). También amilorreas, menos aparente.

     C) La insuficiencia biliar se reconoce por la ausencia de pigmentos biliares que da a las heces el color blanco (heces acólicas); hay, además, gran cantidad de jabones y ácidos grasos; y, a veces, de grasas neutras que deben, si son muy abundantes, hacer pensar en una insuficiencia pancreática concomitante. Normalmente, la utilización de las grasas alcanza al 95 por 100; en las heces acólicas se comprueba que sólo se han utilizado un 30 a un 50 por 100; en la insuficiencia pancreática, la utilización es sólo de un 15 por 100.



  • digestion en heces

  • heces acolicas

  • almidón en heces
  • granulos de almidon en heces

  • granulos de almidon en las heces

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario