Estreñimiento por lesiones de la pared intestinal.





Estreñimiento por lesiones de la pared intestinal.  Todas las lesiones de la pared pueden acusar el estreñimiento, ya por disminuir la luz del intestino, ya por producir la paresia o el espasmo de su musculatura:

     A) Las colitis crónicas, simples o ulcerosas; la colitis mucomembranosa; las diverticulitis intestinales, afecciones ya estudiadas al tratar de la diarrea (Þ), son también causa de estreñimiento, solo o alternando con aquélla. Suele dominar en ellas el elemento espástico, sobre todo en las formas mucomembranosas, con intensa sintomatología general.

    B) Cáncer del intestino. No raramente puede manifestarse, quizá durante largos meses, por el estreñimiento, sobre todo en el cáncer del colon izquierdo (descendente y S iliaca) (Þ); mucho menos en el cáncer del colon derecho (ascendente) (Þ). En el cáncer del intestino delgado predomina la diarrea (Þ). Al comienzo, sólo el examen cuidadoso por los rayos X puede conducir al diagnóstico. Más adelante, los síntomas generales, caquécticos, y la percepción del tumor a la palpación facilitan el diagnóstico; por lo común, ya en época inabordable a la terapéutica. El estado general puede, sin embargo, conservarse bien durante bastante tiempo, sobre todo en las neoplasias de localización baja (S iliaca y recto); pero, en cambio, en estas localizaciones aparecen los síntomas rectales (Þ), que son muy expresivos. Si la localización es alta, puede haber vómitos tempranos; a veces, la primera manifestación de un cáncer intestinal es una obstrucción (Þ).

    C) Tuberculosis intestinal. Esta enfermedad suele producir diarrea (Þ), pero otras veces estreñimiento, ya permanente, ya alternando con la diarrea. Cuando las úlceras profundas han cicatrizado —sobre todo las alargadas, de diámetro transversal, que no son todas, como antes se decía, pero sí bastantes— se pueden producir estrecheces importantes con estreñimiento progresivo, movimientos peristálticos muy visibles y tendencia a las obstrucciones; estas úlceras son especialmente frecuentes en la parte terminal del íleon. Este síndrome puede confundirse con la forma estenosante de las ileítis terminales (Þ).

     D) Sífilis intestinal. Raramente, las lesiones gomosas de la pared intestinal producen estenosis con estreñimiento, alternando con diarreas, por lo común sanguinolentas; la tumoración puede ser accesible a la palpación. El diagnóstico diferencial con el cáncer es, a veces, difícil; se sospecha la sífilis por los antecedentes y por la conservación prolongada del buen estado general y el crecimiento moderado de la tumoración. La sífilis produce, con mucha mayor frecuencia, las estrecheces rectales con su síndrome típico (Þ).

     E) Otras lesiones ulcerosas, como las disentéricas, pueden producir estrecheces y estreñimiento, con crisis diarreicas. Se trata, generalmente, de lesiones muy bajas, en las que predomina el síndrome rectal. Debe pensarse siempre en esta etiología cuando se trata de individuos que han vivido en países tropicales, aun cuando no recuerden síntomas precisos de disentería (Þ).

     F) En las hemorroides trombosadas o inflamadas el estreñimiento puede ser causa y efecto del proceso congestivo flebectásico, verdadero círculo vicioso.

     G) Las fisuras anales provocan estreñimiento por inhibición voluntaria del reflejo ante el temor al dolor de la defecación.



  • sifilis intestinal
  • el estreñimiento es una lesion en la pared del estomago

  • el estreñimiento es una lesion en la pared del estomago?
  • sifilis intestino
  • el estreñimiento es una lesion de la pared del estomago

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario