En la parálisis facial, epífora.





En la parálisis facial el lagrimeo se presenta en dos circunstancias:

     A) Como consecuencia de la parálisis hay epífora siempre que esté afectada la rama superior (parálisis nucleares y periféricas): (Þ). A veces existe epífora parcial o incompleta: la secreción lagrimal se acumula en el párpado inferior relajado y con defectuoso drenaje por la situación del meato, pero no llega a caer hacia la mejilla.

     B) Excepcionalmente en enfermos de parálisis facial curada se presenta el síndrome de lágrimas de cocodrilo (Bogorad), que consiste en que cuando el ex enfermo come o bebe, se produce, naturalmente sin emoción alguna, un flujo de lágrimas en el ojo del lado de la parálisis. Puede este lagrimeo producirse también en los esfuerzos de acomodación del ojo (Peset). Se supone que se debe este síndrome a que, al regenerarse el nervio paralizado, las nuevas fibras se unirán a las fibras lagrimales, a partir del ganglio geniculado; mientras que, normalmente, estas fibras lagrimales siguen la vía: ganglio geniculado-nervio petroso mayor-ganglio esfenopalatino-nervio cigomático.



  • epifora por paralisis facial
  • signo de bogorad

  • signo de epifora
  • paralisis facial epifora
  • epifora en paralisis facial

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario