Edema pulmonar no hemodinámico.





Edema pulmonar no hemodinámico.  Se debe a trastornos agudos de la permeabilidad alveolocapilar con exudación intersticial y después intraalveolar. Corresponde al «distress» respiratorio del adulto, por ejemplo (v. disnea).

     A) En las infecciones de localización pulmonar: neumonía lobar habitual y sobre todo, bronconeumonía. En ciertas formas de bronconeumonía gripal, el edema pulmonar es muy precoz y de pésimo pronóstico, acompañándose de la cianosis heliotrópica (Þ). En la bronconeumonía sarampionosa o de la tos ferina, el edema pulmonar suele ser muy intenso y frecuente. También en ciertas micosis y en la infección por neumocystis.

     B) En ciertas intoxicaciones por inhalación, sobre todo en los gases asfixiantes. Se cita también en los obreros que hierven el asfalto y aspiran sus vapores. Hay casos indudables provocados por el uso del yodo, aún a dosis pequeñas. Véase el capítulo Intoxicaciones, (Þ). Igualmente por narcóticos.

     C) Hay casos indudables, aunque raros, de edema pulmonar de origen nervioso central, aparecidos durante ataques epilépticos o por traumatismos craneales.

     D) En el pulmón de shock de cualquier origen.

     E) En la aspiración masiva de los sumergidos y casi ahogados.

     F) En el síndrome de Mendelson el edema agudo pulmonar es por aspiración, al inundarse las vías aéreas por el jugo gástrico ácido, durante vómitos en comatosos o en la postanestesia. Cursa como una neumonía aguda con gran supuración, a menudo en forma de vómicas fétidas —que hacen pensar en un absceso pulmonar—, hemoptisis y opacidades múltiples confluentes en la radiografía.

     G) En ciertos procesos autoinmunes como en el lupus y el síndrome de Goodpasture.

     H) En la neumonitis por radiación.



  • no hemodinamico
  • edema pulmonar hemodinamico
  • bronconeumonia sarampionosa
  • edema pulmonar no hemodinámico

  • Edema pulmonar en una bronconeumonia

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario