Dolor de cabeza en las infecciones.





Dolor de cabeza en las infecciones.  Todas las infecciones pueden producir intenso dolor de cabeza. Generalmente, aunque no siempre, coincide con la elevación máxima de la fiebre. Su mecanismo debe relacionarse con alteraciones vasomotoras intracraneales o con hipertensión intracraneal; lo prueba su resistencia habitual a los antineurálgicos y su frecuente alivio por la bolsa de hielo o la punción lumbar:

     A) En algunos casos puede significar el comienzo de una sinusitis: tal ocurre en la gripe y catarros nasales, incluso en los leves.

     B) En otras ocasiones puede revelar el comienzo de una meningoencefalitis difusa, leve (meningismo), como en muchos casos de tifoidea —donde la cefalea gravativa, «continua» como la fiebre, acompañada de insomnio, pueden ser los únicos síntomas iniciales—, tifus exantemático, etc.; o el comienzo de meningitis verdadera. En la fiebre Q (Þ) el síntoma dominante es la cefalea. En la mononucleosis infecciosa es típica una cefalea retroorbitaria en el comienzo paulatino de la enfermedad y puede acompañarse de fotofobia, conjuntivitis y edema palpebral.

     Cefalea también en la tuberculosis miliar, en el paludismo, en la viruela, en la peste, en la tripanosomiasis (enfermedad del sueño y en la de Chagas), en las paperas (parotiditis), en las infecciones por adenovirus (enfermedad respiraroria aguda, faringo-conjuntivitis y otras) o por arbovirus (fiebre papataci, etc.).

     C) En las infecciones crónicas, como la tuberculosis o las infecciones focales, la cefalea suele anunciar el recargo febril. En la linfogranulomatosis de Nicolas-Favre (Þ) hay algunos casos con intensísima cefalea. De la cefalea sifilítica hablaré después (Þ).



  • cefalea gravativa

  • mononucleosis- cefaleas
  • mononucleosis cefalea
  • cefalea gravativa definicion

  • cefalea en mononucleosis

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario