Diarreas por trastornos endógenos.





Diarreas por trastornos endógenos:

      A) Las diarreas de la uremia son muy conocidas. Tienen interés para el clínico porque, a veces, pueden ser el primer síntoma de la uremia, y al clasificarlas indebidamente bajo diagnósticos banales, pueden ser suprimidas por el médico, siendo así que deben ser, en general, respetadas. En toda persona adulta y, sobre todo, vieja con diarreas reiteradas, sin causa digestiva aparente, el origen urémico debe cuidadosamente investigarse. Pueden ser melénicas, haciendo pensar en úlcera o cáncer. Se citan casos, no indudables, con perforación intestinal (Þ).

     B) La intoxicación acidósica puede denunciarse por un estado diarreico, sobre todo en el síndrome acidósico más corriente en clínica: el diabético. Muchas veces, estados diarreicos que parecen banales son el signo precursor del coma y pueden precipitarlo si se suprimen brusca e indebidamente (Þ).

     C) En los gotosos es frecuente que el ataque agudo vaya precedido de diarreas del tipo de la enterocolitis aguda. Hay, en cambio, gotosos con tendencia diarreica habitual, cuya supresión, espontánea o terapéutica, puede coincidir con la aparición de ataques articulares. En otros gotosos, la manifestación digestiva más llamativa es un estado dispéptico (Þ), ya aislado, ya combinado con la diarrea.



  • diarreas endogenas
  • diarreas melenicas
  • trastornos endogenos
  • diarreas reiteradas

  • diarrea reiterada

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario