Diarreas en los estados de carencia o por malabsorción.





Diarreas en los estados de carencia o por malabsorción.  En casi todas las formas de carencia hay diarrea, de varia patogenia:

     A) En la pelagra, la diarrea es un síntoma importantísimo, unas veces desde el principio, otras tras un período inicial de estreñimiento. Es muy copiosa, acuosa, incoercible, sin repercusión especial sobre el estado general. Hay formas atenuadas de pelagra que se revelan sólo por la diarrea. Otros síntomas: (Þ).

     B) Beriberi. En esta hipoavitaminosis B1, puede haber, en las formas agudas, diarreas intensísimas que dominan el síndrome (sobre su diagnóstico) (Þ). No es imposible que entre nosotros existan formas esporádicas, atenuadas, de hipoavitaminosis B1, que se manifiestan sólo por trastornos gastrointestinales que se clasifican con etiquetas banales.

     C) En los niños raquíticos (hipoavitaminosis D) son frecuentes los estados diarreicos. No tienen interés diagnóstico; sí patogénico (Þ).

     D) Esprue. La diarrea es el síntoma dominante en esta afección, atribuida a defectos de la alimentación; probablemente es una carencia múltiple (se ha hablado de falta de vitamina B2, D, C y P), muchas veces con anaclorhidria, pero otras, con ácido clorhídrico libre, trastornos hepáticos, tal vez también endocrinos, y estancación de los líquidos ingeridos en el intestino. Afecta a niños y adultos. Hay una forma tropical, endémica, y otra no tropical, esporádica; ambas y la enfermedad celiaca, que ahora comentaré, son la misma enfermedad. Sus síntomas son: diarreas muy copiosas, continuas, sin remitencias, espumosas, malolientes, grasientas; glositis, aftas bucales, estomatitis, inapetencia, meteorismo, adelgazamiento intenso, anemia (Þ), astenia muscular, a veces, seudotabes (Þ); hiperpigmentación de la piel. Curso muy crónico, con recidivas frecuentes.

     E) La enfermedad celiaca (Herter, Gee, Heubner) es un síndrome infantil que se compone de dos grupos de síntomas: uno, los mismos digestivos del esprue (diarrea grasienta, etc.); y otros, manifestaciones endocrinas y tróficas: infantilismo o enanismo (infantilismo intestinal), hipocalcemia y tetania, hipoglucemia (Þ), hipotonía muscular, anemia hipocrómica. (Þ) por intolerancia al gluten.

     F) Vecina del esprue es la anemia eritroblástica con esteatorrea y osteoporosis: (Þ), muchas veces ligada con defectos alimentarios.

     G) Como variedad de las diarreas por carencia puede citarse la diarrea por falta de sal, que se observa, y no siempre se diagnostica, en enfermos sometidos al régimen hipoclorurado (nefríticos, obesos). Se atribuye a la disminución de la flora acidófila en el intestino. Sobre la hipocloruración, (Þ).

     H) En el síndrome de la deportación, observado en campos de concentración crueles, con hipoalimentación, hacinamiento, fatiga, etc., la diarrea es constante, debida a causas varias (infecciosas, tóxicas, etc.), y sin duda, a alteraciones tróficas del intestino (Richet).

     I) En el linfoma primitivo intestinal, forma difusa clásica o la «mediterránea» (ver tumores intestinales).

     J) En la carencia global —especialmente de proteínas y grasas— que ocurre en los períodos de hambre en las guerras y posguerras, como sucedió en España, se presenta el síndrome edemas-diarreas, con adelgazamiento y adinamia, hipoproteinemia y síntomas pelagroides y de otras carencias vitamínicas. Existe osteopatía de tipo osteomalácico y atrofia endocrina.

     K) En la carencia de zinc ocurren diarreas, hipogeusia, alopecia, ceguera nocturna, lesiones cutáneas y hepatoesplenomegalia.

     L) En la deficiencia congénita de disacaridasas.

    M) En la amiloidsis intestinal, en la linfangiectasia intestinal, en la esclerodermia con participación intestinal.



  • amiloidsis síntomas

  • que son los estados de carencia

  • aftas y glositis en esprue tropical?

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario