Diarreas en las infecciones crónicas.





Diarreas en las infecciones crónicas.  La más importante es, sin duda, la tuberculosa. La localización primaria de la tuberculosis en el intestino es rara y difícil de diagnosticar. El clínico encuentra, casi siempre, las formas intestinales secundarias a la localización pulmonar. Esta complicación, en las autopsias, es muy frecuente (40 por 100 de los niños muertos de tuberculosis y 60 por 100 de los adultos); pero, clínicamente, la enterocolitis tuberculosa, todavía hace diez años, aparecía en una cuarta parte de los casos con lesiones intestinales, disminuye rápidamente en la actualidad. Hay que tener en cuenta, además, que un cierto número de estas lesiones tuberculosas producen estreñimiento. Pueden originar estrecheces, por cicatrización de las úlceras (Þ). Asientan éstas, principalmente en el íleon y región cecal, pero también en el resto del colon, hasta el recto. Como el paso de los esputos cargados de bacilos es muy anterior a la producción de úlceras, y como hay enfermos que degluten durante muchos años sus bacilos y mueren sin haber tenido úlceras intestinales, hay que pensar que en la producción de éstas interviene otro factor, probablemente un brusco descenso de la resistencia general; en efecto: el comienzo de los síntomas intestinales coincide muchas veces con la negatividad de las reacciones específicas. Las formas principales de esta lesión son:

     A) Forma diarreica simple. En muchos casos, el único signo es la diarrea, líquida, frecuente, sin dolores, incoercible, con rápido descenso del estado general. La investigación de las hemorragias ocultas es, frecuentemente, positiva.

     B) Forma ileocecal. En estos casos, los síntomas suelen recordar los de la apendicitis crónica (Þ); otras veces, sólo hay, además del dolorimiento de la fosa iliaca derecha, diarreas continuas, episódicas. Son estas formas más frecuentes en tuberculosis con escasas localizaciones pulmonares, así como en las formas diarreicas aparecen principalmente en los tísicos avanzados. En algunos casos se impone el diagnóstico diferencial entre estas lesiones tuberculosas y las ileítis terminales (Þ).

     C) Forma sigmoidorrectal. Esta localización puede dar lugar a estados caracterizados por tenesmo y deposiciones mucosas o hemorrágicas, muy parecidas a las de la colitis mucomembranosa o hemorrágica; o a las de la disentería (Þ).

     D) En los niños con tuberculosis mesentérica, ganglionar (tabes mesentérica), es frecuente la diarrea, banal, continua o alternada con estreñimiento. Raramente puede producirse una obstrucción de los linfáticos abdominales con diarrea grasienta, no ácida, con muchos jabones de apariencia pancreática (Þ).



  • explicacion bioquimica de las diarreas por la infección
  • diarreas continuas en adultos

  • explicacion bioquimica diarrea
  • diarrea banal
  • cual es la explicacion bioquimica de las diarreas por la infección

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario