Desarrollo Vegetal





Como ocurre en todos los se­res de organización pluricelular, el desarrollo y el crecimiento de los metafitos están ligados a la multi­plicación y diferenciación celulares.

Esta diferenciación celular se hace patente en algunas de las plan­tas inferiores o talófitos, siendo ya manifiesta en la primera división germinativa de las esporas o de las ovocélulas fecundadas: en efecto, una de las células de este embrión bicelular está destinada a la formación del rizoide, mientras la otra tie­ne como finalidad la de dar origen al talo. En las plantas superiores o cormófitos, el máximo grado de organi­zación se presenta en el grupo de los espermatofitos, plantas caracte­rizadas por tener flores y por formar semillas.

En las angiospermas, el desarrollo embrionario tiene lugar dentro del ovario contenido en el cáliz floral. En estos vegetales, el gametófito femenino está reducido a un saco embrional que se encuentra englobado en el primordio seminal (representante del macrosporófito) y que contiene ocho núcleos haploi­des. Este saco embrional recibe los dos núcleos espermáticos formados en el tubo polínico o gametófito masculino y tiene lugar una fecunda­ción doble: uno de los núcleos es­permáticos se fusiona con el de la ovocélula del saco embrional para dar origen al cigoto diploide, y el otro lo hace con el núcleo secundario.desarrollo vegetal

Se forma así una célula (triploide) que, dividiéndose activamente, dará Origen a un tejido nutricio denominado endospermo. De este modo nace una semilla en cuyo interior se desarrolla rápidamente un embrión.

componen éste un escaso número de células agrupadas en una masa esferoidal, masa que está sostenida por un filamento suspensor de unas pocas células alineadas.

desarrollo vegetal 2Las células embrionarias se dife­rencian prontamente y el embrión aparece constituido por cuatro par­tes: una pequeña raíz o radícula, un tallito rudimentario o hipocotilo, una pequeña yema terminal o plúmula, y uno o dos cotiledones u hojas pri­mordiales en los que se acumula el tejido nutricio endospérmico.

El embrión en estado latente co­mienza en el suelo su desarrollo posembrionario. Allí tiene lugar el proceso de germinación o de desa­rrollo a expensas del tejido nutricio acumulado en los cotiledones, que aparecen como las primeras hojas (de carácter caduco) de la joven planta.

Agotadas las reservas nutricias, los cotiledones se desprenden y comien­zan a brotar las hojas. El crecimien­to ulterior del vegetal queda a cargo de las células de carácter embrionario que persisten en él durante toda su vida: las células meristemáticas. De su persistencia depende una dife­rencia fundamental entre las plantas y los animales: la de que el creci­miento vegetal no se detenga ya mientras la planta continúa con vida.



  • desarrollo embrionario vegetal
  • desarrollo vegetal

  • desarrollo de un vegetal
  • desarrollo embrionario en vegetales
  • embrion vegetal

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario