Cómo se absorben y transportan los alimentos digeridos ( Nutrición Heterótrofa )





Ya hemos indicado que, en los protozoos, el alimento digerido en las vacuolas pasa di­rectamente al citoplasma. Pero en los anima­les, estos alimentos digeridos sólo pueden ser absorbidos por las células que se encuentran en íntimo contacto con ellos, las de la pared intestinal, desde donde tienen que ser llevados a los restantes tejidos mediante algún sistema de transporte.

En las esponjas, las células laboran coope­rativamente. Las células emigrantes ingieren las substancias nutricias y ceden parte de ellas a aquellas que no tienen acceso directo y que cumplen otras funciones en su organismo. Cuando existe un sistema digestivo diferencia­do, las substancias digeridas o absorbidas por las células tapizantes pueden ser conducidas a las restantes células del organismo a través de distintas vías. En los celentéreos y los platelmintos, la distribución se lleva a cabo median­te los tejidos mesogleicos, mesenquimáticos o parenquimáticos, sin que exista ningún siste­ma orgánico diferenciado para cumplir esta fun­ción de transporte.

cortes gusanos

Pero a partir de los anélidos aparece ya un sistema circulatorio constituido por una red más o menos compleja de tubos o conductos (en unos casos abierto y en comunicación con las cavidades celómicas, y en otros totalmente ce­rrado y sin comunicación directa con los teji­dos) por el que corre el líquido sanguíneo que tomará a su cargo este transporte. En su for­ma más simplificada no existe ningún órgano impulsor especializado que active y regule la circulación sanguínea sino que todo el sistema coopera, mediante contracciones peristálticas de sus tubos, al desplazamiento de la sangre y, con él, al de los alimentos.

A medida que se asciende en la escala zoo­lógica, puede observarse la aparición de regio­nes localizadas de este sistema que toman a su cargo la función impulsora; hasta que, al lle­gar a los artrópodos y moluscos, aparece ya un centro impulsor localizado y de paredes musculosas: el corazón. Este, gracias a sus con­tracciones rítmicas y a que actúa como una bomba aspirante-impelente, consigue imprimir al líquido sanguíneo un desplazamiento cons­tante y unidireccional.

El sistema y su órgano impulsor alcanzan su más elevada y creciente complejidad en los vertebrados, desde los peces hasta los mamí­feros, siendo en ellos un sistema cerrado que cede las substancias alimenticias al líquido intersticial sólo en las zonas más finas y capilarizadas de sus vasos, estableciéndose una corriente de retorno del plasma a la sangre mediante el sistema linfático.



  • como se absorben los alimentos

  • como se digieren los alimentos
  • donde y como se absorben los alimentos
  • que es de nutricion heterotrofa
  • celentéreos

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario