Central Solar





La energía solar se aprovecha mediante dos vías: la térmica y la fotovoltaica.

La térmica transforma la energía procedente del Sol en energía calorífica.

La fotovoltaica convierte directamente la energía solar en energía eléctrica mediante el efecto fotovoltaico. Por otra par­te, existen también centrales de tipo eólico-solar.

Los sistemas solares basados en la vía térmica que se utilizan para la producción de electricidad más im­portantes son los llamados de alta temperatura.central solar

Las centrales de este tipo más extendidas son las centrales termoeléctricas de receptor central, que constan de una amplia superfi­cie de helióstatos, es decir, de gran­des espejos sostenidos por soportes y que reflejan la radiación solar y la concentran en un pequeño punto receptor habitualmente instalado en una torre.

Los haces del Sol son concen­trados y reflejados sobre la caldera que se encuentra en la torre, en la cual el aporte calorífico de la radiación solar es absor­bido por un fluido térmico (agua, aire, sales fundi­das…) que es conducido a través de un circuito prima­rio hacia un generador de vapor, en el que intercam­bia calor y vaporiza un se­gundo fluido que circula por un circuito secundario (agua), que acciona los alabes del grupo turbina-alternador para generar energía eléctrica.

El fluido del circuito se­cundario es posteriormen­te condensado para repetir el ciclo. El fluido del cir­cuito primario vuelve a la caldera y también repite el ciclo. El helióstato va moviéndose, siguiendo la orden de un ordenador central para que en todo momento se encuentre en la posición idónea para captar la radiación solar.

Entre las instalaciones solares a alta temperatura cabe citar también las centrales solares con discos pa­rabólicos.centralsolar

En ella la figura geométrica de las superficies reflectantes es la de un paraboloide de revolución. En los sistemas solares mediante células fotovoltaicas, las células fotoeléctri­cas se disponen en paneles. La luz solar transporta energía en forma de un flujo de fotones; cuando éstos in­ciden en determinado tipo de mate­riales (semiconductores) y bajo cier­tas condiciones, la energía luminosa se convierte en eléctrica. La explo­tación a cierto nivel comercial de este tipo de sistemas está comenzando a realizarse actualmente.

En cuanto al funcionamiento las centrales eólico-solares, el asunto es así: la radiación solar incide sobre una cubierta que calienta el aire con­tenido en su interior mediante el efec­to invernadero. El aire caliente, que pesa menos que el frío y tiende a subir, canalizado convenientemente se dirige hacia una chimenea dé con­ducción, en cuyo interior hay aloja­da una turbina asociada a un genera­dor de corriente eléctrica.



  • central de chimenea solar
  • sistema termico solar paraboloide
  • central solares termoconversion
  • el disco como figura geometrica
  • centrales termoelectricas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario