Cefaleas postraumáticas.





Cefaleas postraumáticas.  Los traumatismos craneales, aun ligeros, suelen ser causa de cefaleas: por hemorragias subperiósticas, pequeñas fracturas de la lámina interna del cráneo o formaciones osteofíticas ligeras o, simplemente, por conmoción. En otros casos ha habido, contusión cerebral o hematoma subdural. Algunas veces dan lugar a típicas jaquecas.

     Suele ser difuso o bilateral en frente y sienes. Se describe a veces como presión o banda que apriete. Es continuo o a temporadas, en algunos bastante tiempo después del accidente. Se exacerba por cambios meteorológicos o a la compresión o en los movimientos de la cabeza, por esfuerzos físicos o excitación emocional por el ruido u otro motivo, en locales calientes, etc. Puede acompañarse de vértigo y falta de concentración y por esto último se sospecha, a veces, un factor psicógeno —neurosis de renta u otro— pero ocurre también en personalidades equilibradas. La exploración neurológica suele ser negativa. Es posible que existan cicatrices meníngeas o corticales en algunos casos.



  • cefaleas postraumáticas
  • osteofiticas
  • significado pequeñas formaciones osteofiticas
  • formaciones osteofiticas

  • que significa ligeras formaciones osteofiticas

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario