Recto

Espasmo doloroso del recto.

Espasmo doloroso del recto. Espasmo doloroso del recto (Proctalgia fugax: Thaysen).  En buen número de casos —muchos no consultan al médico— aparece un dolor súbito en el recto, espástico, generalmente nocturno, que despierta al paciente. Es muy angustioso y puede durar unos minutos, a veces hasta una hora.     A) En algunos casos se descubren las lesiones pélvicas ... Sigue leyendo "Espasmo doloroso del recto."

Estrecheces inflamatorias.

Estrecheces inflamatorias. Estrecheces inflamatorias.  Aparecen unas veces después de una fase de inflamación aguda (sifilítica, tuberculosa, disentérica —la amebiana es mucho más rara que la bacilar—, gonocócica, etc.); o bien en el curso de un proceso crónico, canceroso o linfogranulomatósico. Pero ya he dicho que en toda lesión del recto no es raro que la ... Sigue leyendo "Estrecheces inflamatorias."

Atonía rectal (disquecia).

Atonía rectal (disquecia).  Atonía rectal (disquecia).  Es bastante frecuente que el recto haya perdido su capacidad contráctil, defecadora. Esto ocurre generalmente o por obstáculos anales (principalmente el espasmo permanente de la fisura) o por el hábito de retener la defecación; pero, probablemente, hay, siempre, una atonía constitucional del órgano. Ocurre especialmente en viejos y encamados crónicos, ... Sigue leyendo "Atonía rectal (disquecia)."

Estrecheces por causas extrarrectales.

Estrecheces por causas extrarrectales. ADVERTENCIA ACERCA DEL CONTENIDO:Esta página ofrece información para aclarar algunas cuestiones básicas acerca de este principio activo,medicamento, patologías,sustancias o productos relacionados. No es exhaustiva y, por lo tanto, no expone la totalidad de la información disponible y en ningún caso sustituye a la información que le pueda proporcionar su médico.Como ... Sigue leyendo "Estrecheces por causas extrarrectales."

Linfogranulomatosis rectal.

Linfogranulomatosis rectal. Linfogranulomatosis rectal (Nicolas-Favre).  Se manifiesta por síntomas de estrechez que hacen pensar en el cáncer, en la sífilis, en estrecheces inflamatorias, etc. En general, el síndrome rectítico es muy marcado, así como el de estenosis. En ciertos casos, la lesión se extiende a todo el colon izquierdo. Pueden aparecer abscesos secundarios, y también ... Sigue leyendo "Linfogranulomatosis rectal."

Pólipos y otros tumores benignos del recto.

Pólipos y otros tumores benignos del recto. Pólipos y otros tumores benignos del recto.  Los pólipos no son raros. Su síntoma más frecuente es la hemorragia, sin ninguna otra molestia, salvo el que haya rectitis secundaria. Su diagnóstico requiere la rectoscopia. Pueden transformarse en tumores malignos, y a la menor sospecha se deben biopsiar y examinar. Mucho menos frecuentes son ... Sigue leyendo "Pólipos y otros tumores benignos del recto."

Rectitis (proctitis).

Rectitis (proctitis). Rectitis (proctitis).  La rectitis produce el síndrome rectal en toda su intensidad. Pueden ser difusas o ulcerosas y, en este último caso, dar lugar a necrosis o absceso:     A) Las más importantes son las disentéricas: amebianas o bacilares (Þ).     B) Las sifilíticas y tuberculosas, que generalmente no se manifiestan hasta que aparecen síntomas ... Sigue leyendo "Rectitis (proctitis)."

Cáncer rectal.

Cáncer rectal. Cáncer rectal.  Suele ser duro, nodular, extenso; a veces, anular, con síndrome de estrechez. El síndrome rectal se puede presentar completo, o la enfermedad puede limitarse a la estrechez. El síntoma de alarma es el estreñimiento que aparece sin causa en un adulto, o la exacerbación de un estreñimiento anterior (he visto casos ... Sigue leyendo "Cáncer rectal."

Hemorroides internas.

Hemorroides internas. Hemorroides internas.  Es la lesión en que primero se piensa. Si las hemorroides se inflaman, ulceran o trombosan (espontáneamente o por tratamientos inadecuados), la sintomatología rectal puede ser importante. El diagnóstico es fácil, sobre todo cuando hay también hemorroides externas. El problema más importante es el diferenciar si se trata de hemorroides vulgares, ... Sigue leyendo "Hemorroides internas."