Cáncer rectal.





Cáncer rectal.  Suele ser duro, nodular, extenso; a veces, anular, con síndrome de estrechez. El síndrome rectal se puede presentar completo, o la enfermedad puede limitarse a la estrechez. El síntoma de alarma es el estreñimiento que aparece sin causa en un adulto, o la exacerbación de un estreñimiento anterior (he visto casos de neurosis graves producidas por estreñimientos banales, hipervalorizados por la propaganda anticancerosa poco prudente). En algunos casos son típicas las deposiciones diarreicas, frecuentes, explosivas, que alternan con el estreñimiento. Puede haber hemorragias discretas o copiosas; con ritmo mensual en mujeres climatéricas: por lo que toda hemorragia vicariante rectal debe ser sometida a un escrupuloso examen. Puede coexistir durante bastante tiempo con buen estado general. Es frecuente la confusión diagnóstica con la tuberculosis rectal, con la disentería, con la linfogranulomatosis (Nicolas-Favre), sobre todo si el enfermo no es viejo (hay bastantes casos publicados de cáncer rectal en individuos jóvenes, hasta de menos de veinte años); sólo la rectoscopia y la biopsia permiten el diagnóstico exacto. Sobre la fórmula leucocitaria, (Þ). El melanosarcoma del recto es otro tumor maligno, raro, de rápida evolución.



  • hipervalorizados

  • estrechez anular del recto

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario