Cambios de postura imperativos.





 

Cambios de postura imperativos. (Acatisia, catisofobia, inquietud dolorosa de las piernas)

     Ciertos enfermos experimentan la necesidad imperiosa de cambiar de asiento, de decúbito, de postura, ya obligados por dolores, calambres o parestesias que se alivian con estos cambios; ya sin estos estímulos orgánicos, es decir, por estímulos exclusivamente psicógenos. En ciertos pacientes, el síntoma se reduce a la necesidad de cambiar la postura de las piernas, que cruzan, descruzan, extienden o flexionan sin cesar. En la bibliografía internacional suele llamarse piernas inquietas («restless legs») a este síndrome. La podemos observar:

     I. En un gran número de estados psiconeuróticos —con ansiedad o depresión— y demenciales; en epilépticos graves.

     II. He visto este síntoma, muy intenso, en la ansiedad de las curas de desintoxicación.

     III. En los estados parkinsonianos, ya vasculares, ya postencefalíticos.

     IV. La inquietud de las piernas es también un síntoma frecuente en la menopausia, en los dos sexos.

     V. En enfermos paralizados, sobre todo hemipléjicos o parapléjicos, hay una suerte de acatisia pasiva: como no se pueden mover espontáneamente, exigen de los enfermeros que los cambien incesantemente de postura.

     VI. En la isquemia crónica avanzada de las piernas, de origen angiopático (arteriosclerosis, Buerger, etc.), puede aparecer dolor y parestesias, en reposo, que simulen el cuadro de las «restless legs».

     VII. La polineuropatía diabética, urémica u otra, en ocasiones, puede originar este tipo de molestias.

     VIII. A veces el cuadro depende de una anemia ferropénica no reconocida y responde al tratamiento con hierro. Incluso se han descrito casos con hiposideremia  sin anemia.



  • parestesias en decubito
  • cambios de postura

  • postura en el sexo en la menopausia
  • parestesias psicogenas
  • jue4gos imperatibos del sistema dijestibo

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario