Alteraciones sexuales del cabello y vello.





Alteraciones sexuales del cabello y vello.  En la infancia, la distribución pilosa es análoga en los dos sexos. Desde que se prepara la pubertad se dibujan las diferencias sexuales:

    A) En el hombre, el cabello, siempre corto, adopta en la frente una implantación condicionada por la prematura caída del pelo en ambas regiones parietales (calvicie frontal del adolescente); aparecen la barba y bigote, así como el vello del tronco y extremidades. El vello sexual, que al principio de la pubertad está limitado horizontalmente, como en la mujer, adopta después la forma triangular, con vértice que asciende hacia el ombligo; y, por debajo, se extiende hacia el periné y el ano. Todos estos caracteres se acentúan a medida que avanza la edad. La caída del cabello se hace más intensa, hasta producir en muchos individuos normales la calva y, en cambio, se acentúa la barba y el vello del tronco y extremidades.

     B) En la mujer, el cabello largo, conserva en la frente la implantación cóncava de la niñez, hasta la menopausia, en que se inicia la calvicie parietal; no hay vello en la cara hasta la menopausia, en que se inicia, en su «forma juvenil» (patillas, mentón, labio superior), en gran número de mujeres; no hay vello en el tronco y miembros hasta la menopausia, en que pueden aparecer algunos elementos, sobre todo en la región intermamaria, mamilar, antebrazos, etc.; el vello sexual adopta el límite superior horizontal y apenas se extiende hacia el periné; en el climaterio, tiende a dibujar también la forma masculina.

     C) Este esquema es sólo válido, en su totalidad, para los grupos puros de la raza blanca. Pero hay muchas variedades constitucionales, según las razas y los individuos. Por ejemplo, en las razas meridionales de Europa hay muchas mujeres normales con distribución viriloide del vello; en las razas rubias del Norte, muchos hombres normales, lampiños, con distribución pilosa feminoide. En las razas indígenas amarilla y negra es normal, en los dos sexos, la casi idéntica distribución del vello corporal, según un tipo análogo al feminoide de la raza blanca.

     D) Sobre estas diferencias normales, la distribución feminoide del cabello y vello se observa en el varón, en los casos de intersexualidad, por seudohermafroditismo, por eunuquismo o por eunucoidismo; el cabello del hombre intersexual no se hace largo, pero sí más persistente que el del hombre normal. Inversamente, en la mujer viriloide se observa una distribución semejante a la masculina del cabello y vello, en los casos de seudohermafroditismo o de virilización. En algunos casos de homosexualidad se observan también alteraciones de los caracteres sexuales del cabello y vello, generalmente poco marcadas; pero no son raros, incluso, los casos de hombres homosexuales con intensa virilización pilosa y de mujeres homosexuales con distribución pilosa estrictamente femenina. La distribución feminoide del sistema piloso, sobre todo el vello del tronco y del sexual, es frecuente en el hombre con cirrosis hepática, a veces acompañadas de otras manifestaciones hipogenitales.



  • distribucion feminoide del vello

  • distribucion del cabello en hombres y mujeres
  • distribuicion del cabelo en hombre
  • vello corporal masculino razas
  • implantacion de vello sobre el labio superior en las mujeres

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario