Alotropos





Los átomos de la mayoría de las sustancias sólo pueden estar dispuestos de una manera. Pero en algunas sustancias hay dos o más disposiciones posibles de los átomos componentes. Una sustancia de éstas tiene dos o más formas con las mismas propiedades químicas, pero con diferentes propiedades físicas.

Las formas diferentes de un mismo elemento reciben el nombre de alótropos. El oxígeno, por ejemplo, tiene dos alótropos: el oxígeno normal (0 2), y el ozono (Os), cuyas moléculas se componen de tres átomos. El oxígeno puede convertirse en ozono proporcionándole energía, proceso que se produce en forma natural en la alta atmósfera, donde la radiación del Sol proporciona esa energía. El ozono es inestable y tiende a descomponerse en oxígeno.

El carbono puro tiene también dos alótropos: el diamante y el grafito. Un cristal de diamante es de hecho una sola molécula gigante en la que cada átomo de carbono está enlazado con otros cuatro por cuatro enlaces fuertes e iguales. Los enlaces están dispuestos en tetraedro alrededor de cada átomo, sin existir planos que permitan una fácil hendedura de la gigantesca molécula. Eso le da al diamante su tremenda dureza: es la sustancia natural más dura que existe en la naturaleza.

El grafito, por otro lado, se compone de láminas planas de átomos de carbono dispuestos en anillos contiguos. Cada átomo de carbono está enlazado con otros tres por enlaces .bastante fuertes dispuestos en un mismo plano. Las láminas están adheridas entre sí sólo por débiles fuerzas de Van der Waals. Estas son fáciles de vencer con sólo dejar que las hojas se deslicen una sobre otra. Por esta razón, el grafito es una sustancia blanda y resbaladiza, que se puede emplear como lubrificante.

Entre otros elementos que existen también como alótropos están el azufre y el fósforo. El azufre tiene dos alótropos cristalinos corrientes: el azufre romboidal, estable por encima de 95,6° C, y el monoclínico, estable por debajo de esa temperatura. Ambos alótropos contienen átomos de azufre dispuestos en grupos de ocho. Pero esos grupos están unidos entre sí de modos diferentes, dando lugar a dos estructuras cristalinas distintas. El fósforo tiene también dos alótropos principales: el fósforo rojo y el blanco.

Algunos compuestos pueden existir también en más de una forma, fenómeno conocido como polimorfismo. El carbonato cálcico, por ejemplo, se halla comúnmente en forma de calcita, o espato de Islandia, que es el componente principal de la creta, la piedra caliza y el mármol. Pero existe también la forma llamada aragonita, hallada en algunas rocas sedimentarias y en los esqueletos de coral. El dióxido de titanio existe naturalmente en tres formas cristalinas diferentes: los minerales anatasa, brookita y rutilio.

el carbono El carbono cristaliza en dos formas alotrópicas, que se relacionan con sus estructuras atómicas. El diamante (A) se compone de un armazón trabado de átomos con celdas en tetraedro, que forman un gran cristal duro. En el grafito (B) los átomos están situados en planos paralelos de anillos hexagonales contiguos, dando lugar a una sustancia blanda



  • ejemplos de alotropos

  • que son los alotropos
  • alotropos ejemplos
  • que es un alotropo
  • alotropos

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario