Adenopatías cancerosas.





Adenopatías cancerosas.  Hay que distinguir las adenopatías secundarias a los cánceres de diversas localización.

     Las adenopatías satélites de otros cánceres no siempre se pueden considerar como metástasis cancerosas linfáticas, pues, a veces el examen histológico pone de relieve lesiones hiperplásicas simples; así como, otras veces, un ganglio no hipertrofiado, en un canceroso, puede aparecer al microscopio con degeneración neoplásica. Generalmente, las adenopatías cancerosas son duras, nodulares, cirróticas. Su valor diagnóstico es, por lo común, limitado. Las más importantes son:

    1. Las adenopatías supraclaviculares en el cáncer del estómago, del hígado o de otras vísceras abdominales e incluso del aparato genital, en ambos sexos. Es un síntoma no constante ni precoz, por lo que hoy se le da un valor diagnóstico mucho más reducido que antes (en algunos libros modernos ni siquiera es citado), no obstante, en algunos casos alcanza tamaños considerables.

     2. En el cáncer de la mama, la adenopatía es muy interesante, aun cuando deje de aparecer en el 8 por 100 de los casos no avanzados, pero ya diagnosticables clínicamente. Los ganglios axilares son los más afectados; también los de la cadena mamaria externa; los infra o supraclaviculares aparecen más tarde, en general, cuando el cáncer es ya inoperable. Aunque raramente, otras afecciones mamarias, no cancerosas, pueden presentar estas adenopatías: tal las mastopatías endocrinas (Þ); pero son siempre lesiones de posible cancerización ulterior.

     3. En los cánceres genitales, de ambos sexos; en los del recto; en general, en los de la región pelviana, hay adenopatías inguinales que pueden orientar hacia la naturaleza maligna de procesos todavía en marcha no alarmante.



  • adenopatías satélites definicion
  • adenopatías satelites
  • adenopatias cancerosas
  • adenopatia satelite

  • adenopatia satelite definicion

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario