Acumulador de Plomo





Las Baterías o Acumuladores

Con determinadas combinaciones de electrodos y electrólito, es posible rejuvenecer la pila cuando se agota, devolviéndola a su estado original, haciendo que entre una corriente en ella, en el sentido opuesto. Se utiliza una fuente externa de voltaje, por ejemplo un cargador de baterías, para hacer entrar una corriente por el borne positivo y sacarla por el negativo.

Una pila susceptible de ser cargada de ese modo se denomina batería o acumulador. Dos tipos particularmente importantes son el acumulador o batería de plomo y el acumulador alcalino de ferroníquel (Edison). El primero tiene unos electrodos consistentes en placas de óxido de plomo y de plomo sumergidas en ácido sulfurico; las placas son grandes y están muy próximas entre sí, lo que produce una resistencia interna muy baja. Su fem es de unos 2 voltios. Un juego de seis pilas como ésta, dispuestas en serie, compone la familiar batería de coche de 12 voltios, capaz de proporcionar una corriente hasta de 200 amperios durante poco tiempo. El segundo tipo emplea un cátodo de hidróxido de níquel, un ánodo de hierro, y como electrólito una solución de hidróxido de potasio. Hay también baterías recargables pequeñas de níquel-cadmio, con un electrólito alcalino. Las baterías alcalinas suministran corrientes de sólo 1,2 a 1,5 voltios, pero duran más que las baterías de plomo. Son además más ligeras y resistentes.

Rendimiento y Coste

Las pilas (y baterías) convierten la energía química en energía eléctrica con un rendimiento aproximado del 90%, mucho mayor que la de cualquier otro método de producción de electricidad, incluida la combustión de combustibles fósiles (como el carbón y el petróleo) de las centrales eléctricas convencionales. Pero el coste de la acumuladorelectricidad procedente de pilas es mucho mayor, porque los medios químicos son caros. La investigación actual se plantea cómo emplear los combustibles fósiles o sus derivados para generar la electricidad por vía química en las llamadas pilas de combustible.

 

Un acumulador se puede recargar conectándolo a una fuente exterior de corriente continua. Sobre los electrodos se forman burbujas de hidrógeno y oxígeno (izquierda), mezcla potencialmente explosiva, por lo que la carga debe efectuarse siempre en un lugar bien ventilado.



Nadie a llegado a esta página por un buscador, todavía!

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario