Absceso y fístula de ano.





Absceso y fístula de ano.  Un dolor agudo, pungitivo, a veces acompañado de fiebre o de retención de orina, es el síntoma fundamental de este absceso (Þ). Sus causas principales son: lesiones perianales tuberculosas o de origen prostático (infección banal o tuberculosa); o supuraciones emigradas principalmente de la fosa iliaca derecha (peritiflitis, periapendicitis, ileítis terminal, etc.); o de los huesos de la pelvis. En el absceso tuberculoso estos síntomas pueden ser subagudos, a veces muy discretos.

     El absceso del ano, cualquiera que sea su origen, puede dar lugar a la fístula de ano; pero son especialmente frecuentes las tuberculosas. No debe olvidarse una lesión rara pero de gran tendencia a fistulizar, la ileítis terminal (Þ). Puede confundirse con los quistes dermoideos o pilonidales (contienen pelos) que pueden ocasionar abscesos isquiorrectales, presacros y quedar fistulizados (Þ). La fístula puede dar síntomas discretísimos, o bien originar dolorimiento, pequeñas hemorragias y serosidad maloliente. El diagnóstico se comprueba por la exploración con la sonda.



  • abscesos supurantes en la ingle

  • orina con pelillos

  • absceso terminal en ano

Comentarios:

Loading Facebook Comments ...
Deja tu comentario
Tu Comentario