Archivo de Julio, 2012

Lesiones inflamatorias de las órbitas.

Lesiones inflamatorias de las órbitas. Lesiones inflamatorias de las órbitas.  Producen, desde luego, una exoftalmia «expulsiva», que se caracteriza por la concomitancia de los signos inflamatorios y por ser unilateral. Las principales inflamaciones de la órbita son:     A) Periostitis, de origen infeccioso. Sólo diagnosticable por la radiografía. Osteomielitis de la órbita o tuberculosis ósea.     B) Celulitis o lipocelulitis ... Sigue leyendo "Lesiones inflamatorias de las órbitas."

Tumores y quistes orbitarios.

Tumores y quistes orbitarios. Tumores y quistes orbitarios.  El exoftalmos de este origen es, como el de las lesiones inflamatorias, unilateral, «tranquilo», con caída del párpado. Los tumores de la órbita son: sarcomas, cloromas, linfosarcomas, neuromas ópticos, osteomas. Puede presentarse un glioma óptico en la neurofibromatosis de Recklinghausen. Hay casos raros de exoftalmia por quiste hidatídico o ... Sigue leyendo "Tumores y quistes orbitarios."

Exoftalmías en las anomalías congénitas y en las deformidades adquiridas del cráneo.

Exoftalmías en las anomalías congénitas y en las deformidades adquiridas del cráneo. Exoftalmías en las anomalías congénitas y en las deformidades adquiridas del cráneo.  En toda deformidad craneofacial es fácil que se produzca la deformidad de la órbita, con proyección consiguiente de los globos oculares. Esta exoftalmia se caracteriza por el aspecto «tranquilo». Las deformidades craneales pueden ser muy ligeras, pasando casi inadvertidas. Las más ... Sigue leyendo "Exoftalmías en las anomalías congénitas y en las deformidades adquiridas del cráneo."

Estrabismo concomitante o verdadero.

Estrabismo concomitante o verdadero. Al lado de este estrabismo paralítico está el llamado estrabismo concomitante o verdadero, menos interesante para el internista; en él no existe parálisis muscular alguna y, por tanto, ninguna lesión nerviosa. La desviación del ojo que bizquea débese a anomalías del equilibrio normal entre la convergencia y la divergencia, en general, en relación ... Sigue leyendo "Estrabismo concomitante o verdadero."

Exoftalmos constitucional.

Exoftalmos constitucional. Exoftalmos constitucional.  Este exoftalmos constitucional, y muchas veces familiar, es bastante frecuente (ojos saltones, ojos de almendra). Se caracteriza por el aspecto «tranquilo» y por la ausencia de síntomas hipertiroideos. La constitución exoftálmica supone, según mis observaciones, una predisposición al hipertiroidismo y, sobre todo, al exoftalmos maligno, que, como he dicho, puede aparecer ... Sigue leyendo "Exoftalmos constitucional."

Esclerótica.

Esclerótica. Esclerótica Son, en cambio, interesantes al patólogo los cambios de coloración de la esclerótica:       A) La más frecuente es la esclerótica azul: toda la extensión de la esclerótica aparece de un tono uniformemente azulado, más o menos intenso. En general, indica calcificación deficiente, y se presenta en las siguientes circunstancias:     ... Sigue leyendo "Esclerótica."

En la parálisis facial, epífora.

En la parálisis facial, epífora. En la parálisis facial el lagrimeo se presenta en dos circunstancias:     A) Como consecuencia de la parálisis hay epífora siempre que esté afectada la rama superior (parálisis nucleares y periféricas): (Þ). A veces existe epífora parcial o incompleta: la secreción lagrimal se acumula en el párpado inferior relajado y con defectuoso drenaje por ... Sigue leyendo "En la parálisis facial, epífora."

Independientemente de la emoción, hay epífora, por aumento de la producción de lágrimas.

Independientemente de la emoción, hay epífora, por aumento de la producción de lágrimas. Independientemente de la emoción, hay epífora, por aumento de la producción de lágrimas:      A) En todas las lesiones de la conjuntiva (Þ) y de la córnea (Þ). A menudo se trata de un cuerpo extraño en el ojo.     B) El coriza corriente; el que precede al sarampión, a la gripe o a otras ... Sigue leyendo "Independientemente de la emoción, hay epífora, por aumento de la producción de lágrimas."

Parálisis del simpático ocular.

Parálisis del simpático ocular. A la parálisis del simpático ocular.  La vía oculopupilar se engendra en el centro cilioespinal de la médula, entre el octavo segmento cervical y los dos primeros dorsales; gana por los ramicomunicantes del I y II pares dorsales el ganglio estelar (es decir, la reunión del dorsal superior con el cervical inferior), y ... Sigue leyendo "Parálisis del simpático ocular."

El estrabismo puede ser paralítico.

El estrabismo puede ser paralítico. El estrabismo puede ser paralítico, esto es, debido a la paresia o parálisis de los músculos motores extrínsecos del globo ocular. Se acompaña entonces de diplopía, que, muchas veces, aparece antes de que se perciba la bizquera. Es de gran valor diagnóstico y sus causas han sido estudiadas al hablar de las parálisis ... Sigue leyendo "El estrabismo puede ser paralítico."